El desarrollo de los procesos de automatización industrial trajo como consecuencia la necesidad de un sistema que permitiera a los usuarios interactuar con los sistemas de forma sencilla y efectiva, lo cual derivó en la creación de los sistemas HMI o Human Machine Interface.

Puede que no hayas oído hablar de estos sistemas, aunque lo más probable es que interactúes con uno o más de ellos al día. Esto es porque se pueden encontrar en todas partes, como en móviles, cajeros y maquinaria industrial. Si quieres saber más sobre estos importantes sistemas y conocer los tipos de Human Machine Interface que existen, te invitamos a que continúes leyendo este artículo.

¿Qué es un Sistema HMI?

Los sistemas HMI o Human Machine Interface (Interfaz Humano Máquina, por sus siglas en inglés), no es más que una interfaz que le permite a una persona acceder a las funcionalidades de un dispositivo, de una máquina o un sistema de forma sencilla. Por su definición, este término se puede aplicar a prácticamente cualquier pantalla o panel de control mediante la cual una persona puede interactuar con un aparato.

Estos sistemas operan en distintos tipos de dispositivos o maquinarias, como podrían ser, por ejemplo, los cajeros automáticos con los que interactuamos regularmente. La interfaz, en este caso, está compuesta por botones, pulsadores y, en ocasiones, pantallas táctiles mediante las cuales se puede acceder a las funciones del dispositivo. 

Aunque esto no solo aplica en el ámbito doméstico o comercial. El término usualmente se utiliza para referirse a los procesos industriales que controlan y ayudan a monitorizar las máquinas de producción en las empresas.

Es así como, por ejemplo, el personal de mantenimiento, es capaz de controlar la maquinaria sin necesidad de manipular el código interno de la máquina. Esto facilita su trabajo y le permite observar y alterar variables como la temperatura, la presión, los niveles de llenado, el posicionamiento y más.

Tipos de HMI o Interfaces Humano-Máquina

Por lo visto anteriormente, no hay un solo tipo de interfaz Hombre-Máquina. Estas se presentan en una gran variedad de formatos, como en monitores de ordenador, pantallas táctiles, pantallas de dispositivos móviles, paneles de control y mucho más. Aunque el término sigue aplicándose para cada una de ellas, puesto que el objetivo de estas es ofrecer información sobre el rendimiento del dispositivo, así como también poner las funciones a disposición del usuario.

Los grandes avances tecnológicos de la última década han traído como consecuencia el desarrollo de distintos tipos de sistemas HMI, y en la actualidad, es común ver modelos evolucionados, los cuales generan muchas más oportunidades tanto para la interacción entre las personas y los dispositivos y los análisis de los equipos. 

Human Machine Interface de alto rendimiento

Uno de los requerimientos de los nuevos sistemas son interfaces humano-máquina mucho más eficientes, que garanticen una interacción con un tiempo de respuesta mínimo y que sean eficaces. Esto lo logran prestando atención a los indicadores más indispensables y críticos de la interfaz, lo que le permite al usuario final detectar problemas y solucionarlos de forma más eficiente, así como también tomar decisiones bien fundamentadas.

Tienden a ser bastante sencillas y limpias, prescindiendo de controles o de gráficos que puedan complicar la visualización. Entre los otros aspectos relevantes de diseño se encuentra el uso de colores neutros, con elementos visuales como iconos de un tamaño adecuado y ubicados convenientemente para el fácil acceso a las funciones.

Pantallas táctiles y dispositivos móviles

Las Human Machine Interfaces desarrolladas para pantallas táctiles se popularizaron con la llegada de los teléfonos inteligentes, aunque pronto se extendieron a una gran cantidad de ámbitos. Estas prescinden de los botones e interruptores convencionales y permiten interactuar con las funciones de la máquina directamente tocando sobre ellas. 

La importancia de las pantallas táctiles se hace notar al trabajar especialmente con dispositivos móviles que trabajan con sistemas SCADA basados en la web o mediante una app. Entre la gran variedad de ventajas que ofrece la interfaz HMI móvil se encuentran el acceso instantáneo a los datos de control y la monitorización remota.

Monitoreo remoto

También está el monitoreo remoto, el cual logra mayor flexibilidad y accesibilidad para los operadores y para los gestores. Pueden ser utilizadas por los operarios para controlar el sistema de forma externa, midiendo valores como la temperatura en un dispositivo móvil. De esta forma, evitando tener que supervisar localmente los valores de forma constante. Suelen usarse en plantas de producción cuyas instalaciones se encuentran a kilómetros de distancia.

Human Machine Interface de red y en la nube

Las interfaces humano-máquina se extienden también a la red, donde cobran bastante importancia, puesto que permiten a los operadores tener acceso a los datos y a la visualización desde dispositivos de campo. 

Aparte de eso, en la actualidad es muy común utilizar las Human Machine Interface locales para subir datos directamente al almacenamiento en la nube, en donde es posible analizarlos remotamente. Lo mejor de esto es que las capacidades de control se mantienen de forma local, por lo que el control es totalmente independiente.

Ahora que ha quedado claro qué son y cómo funcionan las HMI, te encantará saber que en Walter Pack nos dedicamos no solo al diseño y producción de partes funcionales y decorativas para vehículos, sino también de la integración de circuitos electrónicos y paneles de control en plásticos. 

Somos capaces de integrar componentes electrónicos en piezas plásticas, incorporando con facilidad sus funciones electrónicas y creando soluciones HMI completamente funcionales, rápidas, efectivas. Todo esto mediante el uso de tecnologías completamente revolucionarias.

Leave a Reply

1 × 2 =