¿Cómo es el proceso de termoformado? 

El proceso de termoformado es una técnica utilizada para transformar láminas simples de plásticos en piezas complejas y funcionales. Por lo que, es una de las técnicas más utilizadas en el sector industrial. 

Este método permite la creación de piezas de plástico a partir de láminas termoplásticas mediante su calentamiento y formado en moldes específicos. 

Pero, ¿cómo se logra esto? ¿Qué hace que este método sea la opción preferida en numerosas industrias? 

Somos Walterpack, empresa especializada en la fabricación y la inyección de plástico a nivel decorativo, y en esta guía te explicamos todo el proceso, desde la selección del material, hasta los toques finales. ¡No te lo pierdas! 

Definición ¿Qué es el termoformado? 

El termoformado es un proceso de fabricación en el que una lámina de plástico termoplástico se calienta hasta su punto de ablandamiento y luego se conforma en un molde para obtener la forma deseada.  

Este método es popular debido a su eficiencia y costo relativamente bajo en comparación con otros procesos de moldeo por inyección. 

La maquinaria utilizada en esta técnica se llama termoconformadora. Este equipo es el encargado de calentar la lámina de plástico de manera uniforme para evitar defectos. Y estas máquinas pueden variar en tamaño, desde modelos simples para producciones pequeñas hasta máquinas altamente sofisticadas para aplicaciones industriales a gran escala.

 

Etapas del proceso de termoformado 

A continuación, te explicamos el proceso industrial del termoformado.  

1. Preparación del material plástico

El primer paso en el proceso de termoformado es la selección y preparación del material plástico. Los tipos de plásticos más comunes utilizados en este proceso son el polietileno (PE), polipropileno (PP), acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), poliestireno (PS) y policloruro de vinilo (PVC). 

Cada tipo de plástico tiene propiedades específicas que lo hacen adecuado para unas y otras aplicaciones. 

Una vez seleccionado el material adecuado, se corta en láminas de tamaño específico según los requerimientos del producto final.  

En este paso también se suele incluir la limpieza de las láminas para eliminar cualquier impureza que pueda afectar a la calidad del producto termoconformado. 

2. Calentamiento del material plástico

La segunda etapa de este proceso es el calentamiento del material plástico. Aquí, las láminas de plástico se introducen en la máquina de termoconformado, donde son calentadas gradualmente hasta alcanzar la temperatura óptima para el conformado. 

Este calentamiento se realiza de manera controlada para asegurar una distribución uniforme del calor, lo que evita deformaciones o puntos débiles en la lámina. 

Este proceso puede realizarse mediante diferentes métodos, como el uso de hornos de infrarrojos o sistemas de calefacción por contacto directo. La elección del método depende del tipo de plástico y de las especificaciones del producto final. 

3. Conformado del material plástico

Una vez que el material ha alcanzado la temperatura deseada, se traslada al molde para el proceso de conformado.  

En esta fase, el plástico caliente se moldea utilizando una combinación de vacío, presión y, en algunos casos, asistencia mecánica para asegurar que la lámina se ajuste perfectamente al molde. 

El moldeo por termoconformado puede realizarse mediante varias técnicas, como el moldeo por vacío, donde se aplica vacío para succionar el plástico caliente contra el molde, o el moldeo por presión, que utiliza aire comprimido para presionar el plástico en el molde. 

El moldeo asistido por mecánica es una técnica menos común, que emplea un núcleo para empujar el plástico en la forma deseada. 

 

Estos moldes de termoconformado se pueden fabricar con diferentes materiales, como aluminio, madera u otras resinas, dependiendo de la precisión y la calidad superficial requeridas para el producto final. 

4. Enfriamiento y acabado del producto termoconformado

Después del conformado, el plástico debe ser enfriado para solidificarse y mantener la forma deseada. El enfriamiento puede ser natural, dejándolo a temperatura ambiente, o forzado, mediante ventiladores o sistemas de refrigeración para acelerar el proceso. 

Es importante que el enfriamiento sea uniforme para evitar tensiones internas o deformaciones en el producto final. 

Una vez enfriado, el producto termoconformado se retira del molde y pasa a la etapa de acabado. Esta puede incluir operaciones de recorte, desbarbado y perforación para eliminar cualquier exceso de material y dar los toques finales necesarios. 

Las técnicas de acabado también pueden involucrar la aplicación de recubrimientos, pintura o impresión para mejorar la apariencia del producto y agregar funcionalidades adicionales. 

Ventajas del proceso de termoformado

El termoformado es un proceso ampliamente utilizado debido a sus numerosas ventajas frente a otros métodos. 

Destacada por su adaptabilidad, ya que permite trabajar con numerosos materiales termoplásticos diferentes. Esto posibilita la producción de una extensa gama de productos, como envases ligeros y componentes estructurales. 

También posee una alta rapidez de producción y permite tiempos de ciclos cortos, ideal para satisfacer las demandas cambiantes del mercado en periodos breves. 

Otro beneficio importante es que los moldes para termoconformados pueden ser diseñados para incluir detalles muy precisos. Esto ofrece a los diseñadores una gran libertad para crear productos con formas y acabados específicos. 

Estas numerosas ventajas lo hacen útil para un sinfín de sectores: 

  • Automoción: componentes interiores como paneles de puertas, consolas centrales, revestimientos de techo, y cubiertas de motor. 
  • Alimentación: producción de envases y bandejas de alimentos, contenedores para comidas preparadas, tapas para bebidas y bandejas para hornear. 
  • Medicina: dispositivos y empaques esterilizados, envases para productos farmacéuticos y equipos de diagnóstico. 
  • Electrónica: carcasas para dispositivos, bandejas de transporte para componentes electrónicos y paneles de control. 
  • Hogar: organizadores de cajones, bandejas de escritorio y carcasas para electrodomésticos. 
  • Construcción: paneles decorativos, molduras arquitectónicas, revestimientos de paredes y techos, y componentes de aislamiento.  
  • Publicidad: displays de puntos de venta, expositores publicitarios, señalización interior y exterior y letras tridimensionales. 
  • Embalaje: envases personalizados para todo tipo de productos, blísters para artículos de consumo, insertos para embalaje de lujo y cajas de almacenamiento. 

 

Si quieres saber más sobre la importancia de este proceso en el sector automovilístico, te recomendamos leer nuestra publicación Termoconformado plástico y su aplicación en la automoción. 

Empresas de termoformado en España 

En España, el sector del termoformado está bien desarrollado y cuenta con una sólida infraestructura industrial. Varias empresas líderes se destacan en la fabricación de productos termoconformados de alta calidad. 

Entre estas, se encuentra el grupo Walterpack, caracterizado por la innovación en la fabricación de plástico decorativo e industrial. Y dentro de este grupo contamos con Idelt, enfocada al desarrollo integral de productos para todo tipo de industrias. 

Preguntas frecuentes sobre el termoformado

1. ¿Qué es el termoformado?

El termoformado es un proceso de fabricación que consiste en calentar una lámina de plástico hasta que esté blanda y luego moldearla en un molde para crear una pieza de la forma deseada. Es una técnica versátil y económica que se utiliza para producir una amplia gama de productos.

2. ¿Qué materiales se pueden usar en el termoformado?

Se pueden usar muchos tipos de plásticos termoplásticos para el termoformado, incluyendo polietileno (PE), polipropileno (PP), acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), poliestireno (PS) y policloruro de vinilo (PVC). Cada tipo de plástico tiene sus propias propiedades que lo hacen adecuado para diferentes aplicaciones.

3. ¿Cuáles son las ventajas del termoformado?

El termoformado tiene muchas ventajas, incluyendo:

  • Adaptabilidad: Se puede usar con una amplia variedad de materiales termoplásticos.
  • Velocidad: Es un proceso rápido que puede producir piezas de forma rápida y eficiente.
  • Rentabilidad: Es un proceso relativamente económico, especialmente en comparación con otros métodos de fabricación de plásticos.
  • Versatilidad: Se puede usar para crear una amplia gama de formas, incluyendo piezas simples y complejas.
  • Precisión: Se pueden crear piezas con detalles muy precisos.

4. ¿Cuáles son algunas aplicaciones del termoformado?

El termoformado se usa en una amplia variedad de industrias, incluyendo:

  • Automoción: Componentes interiores como paneles de puertas, consolas centrales, revestimientos de techo y cubiertas de motor.
  • Alimentación: Envases y bandejas de alimentos, contenedores para comidas preparadas, tapas para bebidas y bandejas para hornear.
  • Medicina: Dispositivos y empaques esterilizados, envases para productos farmacéuticos y equipos de diagnóstico.
  • Electrónica: Carcasas para dispositivos, bandejas de transporte para componentes electrónicos y paneles de control.
  • Hogar: Organizadores de cajones, bandejas de escritorio y carcasas para electrodomésticos.
  • Construcción: Paneles decorativos, molduras arquitectónicas, revestimientos de paredes y techos, y componentes de aislamiento.
  • Publicidad: Displays de puntos de venta, expositores publicitarios, señalización interior y exterior y letras tridimensionales.
  • Embalaje: Envases personalizados para todo tipo de productos, blísters para artículos de consumo, insertos para embalaje de lujo y cajas de almacenamiento.

5. ¿Cómo se elige el método de termoformado adecuado?

El método de termoformado adecuado para una aplicación determinada dependerá de varios factores, incluyendo el tipo de material plástico que se va a usar, la forma de la pieza deseada, las tolerancias dimensionales requeridas y el volumen de producción.