A lo largo de los años se han ido desarrollando una gran variedad de plásticos con el objetivo de satisfacer las necesidades de distintas áreas industriales, siendo uno de los primeros la parkesina, la cual surgió de sustancias mayormente de origen natural. 

Con el pasar de los años y la necesidad creciente de circuitos integrados en una enorme variedad de dispositivos, surgió la plastrónica, un campo muy interesante que promete revolucionar la forma en la que utilizamos los plásticos. Si quieres aprender más sobre ella, sigue leyendo este artículo, ya que aquí te contaremos todo lo que tienes que saber.

¿Qué es la plastrónica?

Se trata de un campo completamente revolucionario que combina tanto la investigación en la electrónica flexible como los avances en el desarrollo de polímeros con el fin de otorgar la gran maleabilidad y flexibilidad  de algunos nuevos polímeros a los circuitos electrónicos integrados. Todo esto a partir de materiales orgánicos e híbridos, los cuales permiten una gran libertad a nivel de diseño.

¿Qué ventajas ofrece?

Además de permitir la obtención de dispositivos con un peso reducido y altamente flexibles, se trata de una tecnología muy económica, gracias a su capacidad de procesado a gran escala. Al ser una tecnología emergente, posee un enorme potencial de desarrollo y crecimiento en todo tipo de sectores. Aunque ya se pueden ver avances en campos como la automoción, la electrónica de consumo, línea blanca e incluso en el ámbito aeroespacial.

¿Es la plastrónica el futuro?

Si bien los métodos de fabricación de plástico y la electrónica convencional siguen dominando en el mercado actual, los avances tecnológicos en áreas como el internet de las cosas (IOT), la realidad aumentada, realidad virtual, entre otros, requieren cada vez más mejoras en la calidad de los materiales, un constante desarrollo en los procesos de manufactura y la implementación de componentes electrónicos más complejos.

Es aquí donde la electrónica flexible proporcionada por la plastrónica cobra una gran relevancia, ya que permite la creación de dispositivos mucho más ligeros, resistentes y flexibles. Todo esto, adaptándose a piezas con una geometría muy elaborada, por lo que ofrece una gran ventaja en comparación con la electrónica convencional.

¿Qué se puede fabricar mediante la plastrónica?

Si bien es cierto que la plastrónica tiene un amplio campo de aplicación en el sector industrial, también podemos encontrar mucha utilidad en piezas creadas de forma artesanal o para el uso doméstico. A continuación, detallaremos algunos de los usos prácticos más comunes de la plastrónica:

Matriz de pulsadores resistiva

En casos en los que se requiera alguna interacción por parte del usuario, como mandos de consola, juguetes y algunos electrodomésticos, se puede emplear la plastrónica para eliminar por completo los pulsadores mecánicos. Utilizando la técnica IME se pueden producir sensores flexibles en la carcasa de cualquier dispositivo. De esa forma, se reduce considerablemente el peso y el espesor de los dispositivos.

Sistemas de calefacción

El proyecto USB HEAT FOOD trajo como resultado un prototipo de envase que permite calentar toda la comida en su interior. Lo mejor es que pueden funcionar sin problemas, incluso en zonas que no disponen de una instalación eléctrica. Haciendo uso de esta tecnología se alcanzó una temperatura de calentamiento de hasta 80 °C, con una distribución bastante uniforme. 

Sistemas de iluminación

Aunque en los paneles o piezas convencionales totalmente planos es muy ventajoso usar luces LED, suele ser un problema hacer que estas encajen a la perfección cuando nos enfrentamos a la más mínima curvatura en un panel. 

Una gran alternativa a las luces LED convencionales es hacer uso de electroluminiscencia, una técnica que se puede utilizar para iluminar partes de un producto, ya sea para crear indicadores muy ingeniosos o decoraciones muy elaboradas.

Lámparas capacitivas

Partiendo del punto anterior, es posible desarrollar todo tipo de soluciones de iluminación, como es el caso de las lámparas capacitivas. Basta con sustituir la base metálica que suelen tener las lámparas por algún polímero conductivo. Este es solo un ejemplo de las muchas soluciones que puede fabricar en el ámbito del hogar.

Walter Pack

Entre las distintas compañías que se especializan en electrónica flexible se encuentra Walter Pack. Nuestro objetivo es desarrollar piezas decorativas, aunque completamente funcionales tanto para la industria automotriz, como el de home appliance.

Desarrollamos piezas mediante la plastrónica. Utilizando tecnologías de vanguardia, somos capaces de crear gran variedad de piezas tanto decorativas como funcionales, entre las que se encuentran los tableros electrónicos, paneles de control, indicadores, luces y mucho más.

Leave a Reply